Descubra a los Nikkei

https://www.discovernikkei.org/es/journal/2022/12/2/9351/

Bradford Smith: un estadounidense en Japón (y de regreso) - Parte 2

Leer Parte 1 >>

Bradford Smith (Cortesía de la finca Toge Fujihira)

En febrero de 1942, Alan Cranston, el futuro senador de los Estados Unidos, reclutó a Bradford Smith para un puesto en la Oficina de Información de Guerra (entonces llamada Oficina de Hechos y Cifras). En abril de ese año, dejó su puesto de profesor en Bennington y se mudó a Washington, DC para ocupar un puesto en la División de Idiomas Extranjeros de OWI, encabezada por Cranston. De acuerdo con su supuesta experiencia en Japón, a Smith se le asignó la responsabilidad de dirigir el “escritorio de Japón” de OWI. Allí trabajó para asegurar la lealtad de los grupos de inmigrantes y de lenguas extranjeras.

Como lo indica la correspondencia que se conserva con OWI, una gran parte de la asignación de Smith involucró a japoneses-estadounidenses. Esto era nuevo para él. Antes de la Segunda Guerra Mundial, apenas había conocido a ningún japonés-estadounidense. Sin embargo, así como había descubierto la sociedad japonesa diez años antes, Smith ahora se dedicó a comprender la historia y la cultura nikkei en Estados Unidos. En febrero de 1942, mientras todavía estaba en Bennington, colocó un aviso en Rafu Shimpo anunciando su intención de escribir un artículo sobre los Nisei y pidiendo información sobre el trato que recibían.

El trabajo en OWI puso a Smith en contacto regular con personas y miembros de las comunidades japonesas. Trabajó con escritores issei y nisei como Sokei-an Sasaki, Chitoshi Yanaga, Kiyanao Okami y John M. Maki. La cronista Mary Oyama Mittwer informó al Heart Mountain Sentinel en 1944 que Chitoshi Yanaga, miembro del personal de OWI, había hecho arreglos para que ella conociera a Smith, a quien encontró "joven, inteligente y atractivo".

La misión principal de Smith con la OWI eran las relaciones con los medios. Sensible al aluvión de historias hostiles sobre Issei y Nisei, Smith se puso en contacto con los líderes de la WRA y propuso establecer un programa de información para contrarrestar la propaganda anti-Nisei. “Es evidente que el pueblo estadounidense tiene una idea muy confusa de lo que significa la evacuación japonesa”, le dijo a su supervisor, el ex director de la WRA Milton Eisenhower, en noviembre de 1942. “Confunden los campos de internamiento con los centros de reubicación, y a los estadounidenses de ascendencia japonesa con 'Japoneses'”.

En septiembre de 1942, Smith se puso en contacto con John Bainbridge, editor de The New Yorker , para preguntarle si su revista estaría interesada en hacer una historia sobre uno de los campos del WRA, afirmando: “[A menos que] el público estadounidense se dé cuenta de que la mayoría de los japoneses en "Los campos son de ciudadanos estadounidenses, nos enfrentaremos a dificultades para resolver el programa de este grupo una vez que termine la guerra".

Durante ese tiempo, también intercambió información con Larry Tajiri, editor del Pacific Citizen , sobre cómo dar a conocer la buena ciudadanía de los Nisei en Hawaii. Junto con Cranston, discutió el cierre del periódico en japonés Rockii Nippon , con sede en Denver, por sedición, y la transformación del rival Colorado Times en un órgano prodemocracia controlado por el gobierno para comunicarse con los hablantes de japonés en los campos. Al final, el control de los periódicos quedó en manos privadas, pero su contenido fue estrechamente vigilado.

Smith también ayudó a los estadounidenses de origen japonés mediante declaraciones públicas. En diciembre de 1942, participó en un mitin por la victoria en Nueva York organizado por el Comité Japonés-Americano para la Democracia. Allí refutó los rumores de sabotaje japonés-estadounidense en Pearl Harbor y elogió la conducta de los japoneses-estadounidenses en Hawaii durante la incursión.

Smith afirmó que habían tripulado las armas que disparaban contra los aviones japoneses, habían convertido sus camiones en ambulancias para llevar a los heridos a los hospitales y habían sido los primeros en donar sangre para los heridos, a quienes habían operado médicos japoneses estadounidenses. “Contrariamente a la opinión popular y a algunas declaraciones públicas, los japoneses-estadounidenses de la costa oeste fueron de inestimable ayuda para las autoridades a la hora de exponer el espionaje japonés”.

La charla de Smith se reimprimió en serie en el Pacific Citizen con el título "La comunidad de la libertad". Anticipándose al argumento que Arthur Schlesinger, Jr. haría en su manifiesto liberal de la Guerra Fría The Vital Center seis años después, Smith insistió en que la libertad era una fe combativa y era más fuerte que los lazos de ciudadanía o raza.

En el otoño de 1943, Bradford Smith se había mudado a San Francisco, donde trabajó como jefe interino de la Sección Japonesa y Coreana de OWI. Allí dirigió la producción y distribución de propaganda anti-Tokio, como guiones de radio que ridiculizaban a los líderes japoneses. Junto con Langdon Warner, Smith presentó un plan a finales de 1943 para reclutar a Nisei de los campos para recibir entrenamiento intensivo para el servicio de posguerra en Japón y el Lejano Oriente (el plan fracasó debido a la oposición del Departamento de Estado, que afirmó engañosamente que los oficiales blancos no trabajar juntos en igualdad de condiciones con Nisei).

Posteriormente, Smith fue enviado a Honolulu, Hawai'i, donde instaló y dirigió el Centro de Operaciones del Pacífico de la OWI. Como jefe, dirigió la producción y distribución de material impreso y de transmisión para la guerra contra Japón, incluidas seis horas diarias de transmisiones de radio de onda corta.

Mientras Smith trabajaba para OWI, apareció impresa su cuarta novela, la obra de 1943 The Arms are Fair . Contaba la historia de Akiyama Tadeo, un estudiante universitario japonés reclutado por la fuerza en el ejército japonés y enviado a China, que se inspira en su contacto con los chinos para unirse al lado de la libertad. Aunque algunos críticos elogiaron a Smith por su esfuerzo por mostrar buenos hombres entre los ocupantes japoneses, la novela no logró mucha atención o éxito.

Después de la aparición de The Arms are Fair , Smith dejó de escribir sobre Japón. En cambio, a raíz de su experiencia en tiempos de guerra, Smith decidió dedicarse a informar sobre los japoneses estadounidenses.

En 1945, mientras todavía trabajaba para la OWI en Honolulu, recibió el encargo de escribir un libro sobre los estadounidenses de origen japonés (originalmente titulado "Vinieron de Japón") para la serie de historias populares de inmigrantes estadounidenses del editor Louis Adamic. Con el profesor de la Universidad de Hawaii, Yukuo Uyehara, como juez, organizó un concurso, con un premio máximo de 100 dólares, para ensayos sobre las experiencias de los japoneses americanos en las islas que pudiera reimprimir en su estudio propuesto.

Una vez terminada la guerra, Smith dejó la OWI. Con la ayuda de una beca Guggenheim de dos años, viajó por el continente y Hawaii para visitar comunidades japonesas.

Su primer escrito sobre los estadounidenses de origen japonés, “Experimento de concentración racial”, apareció en el número del 17 de julio de 1946 de Far Eastern Survey (la revista del Instituto de Relaciones del Pacífico). En él, Smith aprovechó la disolución final de la WRA para revisar la historia del confinamiento en tiempos de guerra. Liberado de las antiguas restricciones impuestas por su propio empleo en el gobierno, denunció abiertamente las deportaciones masivas como “innecesarias e indefendibles” y atribuyó gran parte de la culpa de esa política a los “racistas profesionales” y a los intereses agrícolas de California, que se habían beneficiado enormemente del despojo de sus vecinos japoneses.

Es significativo que Smith notara que los oficiales de Inteligencia Naval, que durante mucho tiempo habían cultivado informantes de la comunidad que les habían informado sobre las acciones de los espías japoneses, se habían opuesto a la remoción masiva, pero habían sido rechazados por el ejército. Aunque Smith deploró el impacto del encarcelamiento oficial en las comunidades japonesas, elogió a los ciudadanos blancos que se unieron a los comités de juego limpio o ayudaron de otra manera a los estadounidenses de origen japonés como actores decisivos en la lucha contra la injusticia:

“La evacuación fue una prueba pragmática del tono moral de nuestro gobierno y nuestro pueblo... Salimos bastante bien de ella, pero lo interesante es que nuestras instituciones formales no lograron juzgar y actuar de acuerdo con los principios fundamentales de libertad. y la democracia, nuestras instituciones informales y nuestro pueblo, en general, lo hicieron”.

Más allá de la cuestión de la expulsión masiva, Smith se interesó por el ajuste de los Nisei en la posguerra. Su artículo “The Nisei Discover America”, acompañado de fotografías del artista nisei Vincent Tajiri, se publicó por primera vez en una revista estadounidense y luego se extrajo en Readers Digest . Contaba la historia del reasentamiento de japoneses estadounidenses en Chicago y el Medio Oeste.

Smith señaló cómo los nisei que se trasladaron al medio oeste habían logrado el éxito. Pudieron encontrar trabajos que aprovecharan sus habilidades y “estirarse socialmente” junto a sus vecinos blancos. El congresista republicano de Illinois, Robert J. Twyman, dispuso que el artículo se reimprimiera en el Congressional Record .

En 1948, la popular editorial de Smith sobre los estadounidenses de origen japonés fue publicada por la editorial Lippincott, establecida en Filadelfia, bajo el nombre de Americans From Japan . Si bien en ese momento ya habían aparecido estudios sobre el confinamiento en tiempos de guerra, como Prejudice de Carey McWilliams y Citizen 13660 de Miné Okubo, el libro de Smith fue el primer estudio popular completo de los estadounidenses de origen japonés como historia étnica/inmigrante. Contaba la historia del asentamiento y crecimiento de los Issei en Hawái y la costa oeste, y luego la historia de los Nisei. Smith concentró su narrativa en la época anterior a la guerra y restringió a un solo capítulo la historia del confinamiento en tiempos de guerra, junto con otro sobre los soldados Nisei.

El libro recibió críticas respetuosas. El ex supervisor de la WRA, Robert Cullum, escribió en Common Ground y declaró: “ Americans from Japan no es sólo un relato completo y preciso de la historia de los estadounidenses de ascendencia japonesa en Hawaii y los Estados Unidos; pero también es una lectura muy agradable”.

Los estadounidenses de origen japonés elogiaron la aparición del libro. El reverendo Joseph Kitagawa explicó en Shikago Shimpo que el libro no estaba dirigido a los estadounidenses de origen japonés sino al público en general, como un medio para educarlos sobre los nikkei . Sin embargo, lo encontró “estimulante e informativo”, maravillándose de que un novelista pudiera crear una obra de historia y sociología tan superior. En el momento de la publicación, el autor Smith aparecía en un artículo para la incipiente revista fotográfica Nisei Vue , que presentaba su retrato realizado por el fotógrafo Toge Fujihira.

En sus últimos años, Bradford Smith vivió en Shaftsbury, Vermont, donde trabajó como periodista, autor y educador independiente. En 1948-49 se desempeñó como director de los Foros de Vermont (invitó a Nisei Sam Ishikawa como uno de los oradores). Durante la década de 1950, dirigió una escuela internacional de verano en Bennington bajo el patrocinio del Departamento de Estado.

A finales de la década de 1950, Smith y su esposa se mudaron a la India, donde pasaron tres años como directores del Centro Internacional Cuáquero en Nueva Delhi. Smith contó más tarde la historia de su experiencia en la India en su libro Un retrato de la India .

Mientras tanto, trabajó como autor y periodista independiente. Escribió un par de libros sobre sus antepasados ​​de Nueva Inglaterra, Bradford de Plymouth y el Capitán John Smith, His Life & Legend . además de un conjunto de biografías históricas para niños. Creó la caricatura sindicada "American Adventure".

En 1954, en pleno período McCarthy, publicó Una libertad peligrosa , un poderoso libro sobre las libertades civiles. También produjo un estudio popular sobre las características nacionales, Por qué nos comportamos como estadounidenses . Durante estos años, escribió una columna semanal, "Small World", para una serie de periódicos de Nueva Inglaterra.

Después de regresar a Hawaii, donde había servido durante la última parte de la Segunda Guerra Mundial, durante varios meses en 1954, escribió un par de libros interesantes sobre las islas. Yankees in Paradise (1956), describió el impacto de los habitantes de Nueva Inglaterra en el desarrollo del Reino de Hawaii durante el siglo XIX . Islands of Hawaii (1958) fue una guía de las islas, con mucho material sobre su historia natural.

Uno de los principales intereses de Smith durante estos años fue la religión. Su último libro, Meditation: The Inward Art (1963), fue un estudio de las formas de mediación desde los budistas y las formas zen hasta los cuáqueros. Representaba una especie de fusión de sus intereses en la cultura asiática y la vida estadounidense. En sus últimos años, Smith estuvo plagado de cáncer y escribió varios artículos sobre cómo vivir con enfermedades intratables. Murió el 14 de julio de 1964.

Bradford Smith era una rara mezcla de escritor creativo, activista y administrador. En sus novelas publicadas en la década de 1930, intentó arrojar luz a sus compatriotas estadounidenses sobre las complejidades de la sociedad japonesa moderna. Si bien tuvo poco contacto con Issei y Nisei antes de la Segunda Guerra Mundial, su experiencia en tiempos de guerra con ellos lo inspiró para convertirse después en un gran defensor público.

© 2022 Greg Robinson

autores Bradford Smith educación enseñanza escritores Japón Oficina de Información de Guerra de Estados Unidos preguerra profesores Segunda Guerra Mundial
Acerca del Autor

Greg Robinson, nativo de Nueva York, es profesor de historia en la Universidad de Quebec en Montreal , una institución franco-parlante  de Montreal, Canadá. Él es autor de los libros By Order of the President: FDR and the Internment of Japanese Americans (Editorial de la Universidad de Harvard, 2001), A Tragedy of Democracy; Japanese Confinement in North America (Editorial de la Universidad de Columbia, 2009), After Camp: Portraits in Postwar Japanese Life and Politics (Editorial de la Universidad de California, 2012), y Pacific Citizens: Larry and Guyo Tajiri and Japanese American Journalism in the World War II Era (Editorial de la Universidad de Illinois, 2012), The Great Unknown: Japanese American Sketches (Editorial de la Universidad de Colorado, 2016), y coeditor de la antología Miné Okubo: Following Her Own Road (Editorial de la Universidad de Washington, 2008). Robinson es además coeditor del volumen de John Okada - The Life & Rediscovered Work of the Author of No-No Boy (Editorial del Universidad de Washington, 2018). El último libro de Robinson es una antología de sus columnas, The Unsung Great: Portraits of Extraordinary Japanese Americans (Editorial del Universidad de Washington, 2020). Puede ser contactado al email robinson.greg@uqam.ca.

Última actualización en julio de 2021

¡Explora Más Historias! Conoce más sobre los nikkeis de todo el mundo buscando en nuestro inmenso archivo. Explora la sección Journal
¡Buscamos historias como las tuyas! Envía tu artículo, ensayo, ficción o poesía para incluirla en nuestro archivo de historias nikkeis globales. Conoce más
Nuevo Diseño del Sitio Mira los nuevos y emocionantes cambios de Descubra a los Nikkei. ¡Entérate qué es lo nuevo y qué es lo que se viene pronto! Conoce más