Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Crónicas Nikkei #10—Generaciones Nikkei: Conectando a Familias y Comunidades

La felicidad de enseñar - Grupo de aprendizaje de idioma japonés

Hace 30 años atrás, siendo yo nikkei brasileña de segunda generación nisei, pensé qué podría hacer para mis amistades y conocidos y que sea algo útil para ellos. Esa inquietud era algo muy fuerte que salía desde lo más profundo de mi ser.

Era 1990 y con mi marido Isamu nos decíamos "el año que viene cumplimos los 25 años de casado". Nuestros cuatro hijos habían crecido y como ama de casa había realizado todas las tareas domésticas y ayudado el trabajo de mi esposo. Dentro del poco tiempo disponible realizaba tareas de voluntariado para estar en contacto con la sociedad y contribuía monetariamente en lo posible para acompañarlo a él.

Cuando cumplí los 50 años les dije a todos con ímpetu y decisión: "De ahora en más, mamá va a realizar una tarea que sea de utilidad a muchas personas porque quiero enseñar". Mis hijos no sabían qué y mostraban su preocupación sobre lo que yo iba a hacer. Les dije además: "No se preocupen que la comida y demás cosas las seguiré haciendo como ahora", por lo que todos quedaron se sentían muy tranquilos.

Lo que yo empecé en ese entonces es un Grupo de Aprendizaje de Idioma Japonés "nihongo benkyokai". No es que sea una escuela ni yo tenga esa formación pedagógica para enseñar sino que mi "maestro" ha sido siempre el diccionario que tanto me ha acompañado y me gusta. Cuando no entiendo algo siempre lo tengo al lado y es por eso que pude empezar a dirigir este grupo.

La idea de llevar a cabo este proyecto fue que un conocido me dijo un día: "El otro día me invitaron a una reunión con los directivos y el Presidente de la asociación decía repetidamente "soshiki, soshiki". Y "soshiki" se dice cuando ha muerto una persona, ¿verdad? No entendía nada de lo que decía". Entonces le respondí: "Es un problema que mueran tantas personas, pero me parece que es otra cosa. En el idioma japonés hay ideogramas llamados "kanji" y cuando dicen "soshiki" hay dos expresiones. Uno es "soshiki (組織)" y el otro es "sooshiki (葬式)". El primero significa organizaçao (organización) y el segundo se trata de cerimonia da enterro (sepelio o funeral). Seguramente los directivos estaban discutiendo alguna cuestión organizativa de la asociación. Los "kanji" tienen diversas formas de escribir y cada palabra puede significar una u otra cosas. Ese ideograma del entierro se escribe "soo (葬)" y arriba de todo hay un trazo que significa pasto "kusa". El trazo del medio expresa muerte "shi" y las dos patas de abajo representan la muerte de una persona. Aprender los kanji de esta manera es mucho más fácil y es muy interesante". Entonces, esta persona me dijo: "La verdad, es muy interesante! Sensei. Por favor, ¿me puede enseñar japonés?" En base a este diálogo decidí comenzar con este "benkyokai" para enseñar el idioma japonés.

Al comienzo fue solo una vez a la semana en la zona norte de la Ciudad de Sao Paulo porque es donde residimos. Primero tuve un solo alumno pero lentamente fue aumentando los interesados y tuve que organizar un turno a la mañana y otro a la noche en el salón de nuestra casa. Incluso, por la tarde fui en autobús a un distrito cercano para enseñar porque querían tomar mis clases.

Grupo de estudio de idioma japonés, Clase nocturno, Día del maestro.

La mayoría fueron adultos que de chico no habían podido estudiar porque Japón estaba en guerra, o porque debían trabajar para la familia dado que eran tiempos muy difíciles, otros porque no habían podido ir a la escuela brasileña ni a la japonesa y algunos porque sus padres consideraron que no era necesario estudiar el japonés estando en Brasil. También tuve alumnos que habiéndose graduado en una universidad brasileña no hablaban absolutamente nada el idioma japonés. Cada uno tenía sus propios motivos y en ocasiones un trasfondo histórico y familiar complejo. De todos modos, estas personas que se acercaron a mi grupo querían aprender el japonés y eso me hacía muy feliz. Muchos habían escuchado mis referencias de algún lado y venían en su propio coche desde muy lejos, y otros haciendo transbordo en el metro y varías líneas de autobuses. Después de tomar mis clases se iban todos muy contentos.

Asi que hubo épocas en que tuve tres turnos, mañana, tarde y noche. Y para ir al "kaikan" (asociación japonesa) del distrito vecino tenía que tomar tres líneas de autobús urbano. Llegué a tener más de 30 alumnos en total.

Muchos se preguntarán qué me atraía enseñar el japonés a través de los ideogramas. Una cosa era que todas las semanas preparaba con mucho entusiasmo pequeños exámenes para motivar el estudio y lo segundo es que siempre hubo buen ambiente y en cada clase donde no cesaban las risas por algún comentario. Un alumno de avanzada edad me dijo un día: "Hoy he estado en clase y con solo escuchar su risa me pone feliz, Sensei. Los kanji que aprendo me los olvido enseguida y creo que no soy buen alumno, pero quiero seguir viniendo y disfrutar de estas clases". Desde luego, ante este tipo de comentarios yo me entusiasmaba cada vez más y le contesté: "Gracias a su presencia a mí me dan más fuerzas y disfruto elaborar el material didáctico. Por favor, siga viniendo a clase".

Grupo de estudio de idioma japonés, Clase matinal, Día del Maestro

Desde marzo de 2020 las clases tuvieron que ser suspendidas por la pandemia del nuevo coronavirus. Tuvimos que restringir las reuniones y no fue posible seguir con las clases. En este interim me di cuenta que han pasado 30 años desde que comencé este grupo de aprendizaje de idioma japonés. Siempre fueron clases divertidas y no cesaban las risas para festejar las respuestas de los alumnos, aunque en tres décadas hubo quienes dejaron de venir y otros tantos nuevos que han llegado. Lo importante es que creo que aprendieron el espíritu de Japón, lo maravilloso que es el idioma japonés, y algunos jóvenes que en base a lo que aprendieron aplicaron esas enseñanzas en su vida social. Desde la cuarentena y las restricciones ya van casi dos años y me doy cuenta que los alumnos de avanzada edad como yo ya tienen poco margen para las actividades sociales, pero la verdad no estoy para nada arrepentida de la formación de este grupo. Como nisei (segunda generación) me siento muy agradecida y feliz por lo que pude hacer y serles útil a través del idioma japonés.

Y ahora en tiempos de dificultades no solo los jóvenes sino también los no muy jóvenes estamos colaborando para hacer colectas que permitan ayudar a los que perdieron el trabajo por esta pandemia y que necesitan ayuda para mantener a sus familias. Todos los meses estamos repartiendo productos de primera necesidad, una cesta o canasta básica, en esos barrios necesitados. Algunos han donado ropa de invierno para que puedan sobrellevar mejor el frío y desde luego alimentos. Me han dicho que todos quedaron muy contentos y eso me pone muy feliz. Estos gestos voluntarios de jóvenes y no tan jóvenes merecen un gran aplauso. Continuar con estas tareas y actividades permiten que los jóvenes puedan ampliar el círculo de satisfacciones y es lo que más anhelo en estos momentos de tanta incertidumbre y necesidades.

 

* * * * *

Nuestro Comité Editorial seleccionó este artículo como una de sus historias favoritas de serie Generaciones Nikkei: Conectando a Familias y Comunidades en japonés. Aquí está el comentario.

Comentario de Shigeru Kojima

Los dos artículos escritos de manera muy amena que fueron presentados poseen un relato ingenioso que me permitido leerlo de inmediato y adentrarme en sus historias. Uno es de una nikkei nisei brasileña que se ha dedicado a enseñar el japonés voluntariamente; y la otra es sobre el primer nikkei nisei (de 2º generación).

La primera, describe el motivo que la alentó a formar un grupo de aprendizaje de idioma japonés porque un allegado señaló confundiendo la fonética de "soshiki (組織)" con el "sooshiki (葬式)", donde uno significa organización y la otra funeral. Sus alumnos fueron de diversas profesiones y edades y el secreto por el cual duró tantos años ha sido su cálida dedicación a preparar el material de estudio y las risas que brindaban un clima ameno y alegre el cursado. El segundo artículo se trata de un llamado de teléfono de un paisano compañero del mismo barco en que llegaron y lo primero que pensó fue que podría ser el aviso de un velorio. Sin embargo, era para avisar de un encuentro con la hija del primer nisei.

Ambos relatos son de alguna manera refrescante y cálido a la vez por lo que no fue fácil evaluar y disponer de un puntaje y elegir solo uno. Sin embargo, creo que la historia de la Sra. Kazue Ishii titulado "La felicidad de ser útil - Grupo de Aprendizaje de Idioma Japonés" genera mucha empatía y por eso lo recomiendo.

 

© 2021 Kazue Ishii

20 Estrellas

La Favorita de Nima-kai

Each article submitted to this series was eligible for selection as favorites of our readers and the Editorial Committees. Thank you to everyone who voted!

Brazil Japanese study group Nisei

Sobre esta serie

La tema de la 10.° edición de Crónicas Nikkei—Generaciones Nikkei: Conectando a Familias y Comunidadesda una mirada a las relaciones intergeneracionales en las comunidades nikkei de todo el mundo, con especial atención a las nuevas generaciones más jóvenes de nikkei y cómo ellos se conectan (o no) con sus raíces y con las generaciones mayores.  

Les habíamos pedido historias relacionadas con las generaciones nikkei desde mayo hasta septiembre de 2021, y la votación concluyó el 8 de noviembre. Hemos recibido 31 historias (3 en español, 21 en inglés, 2 en japonés y 7 en portugués) provenientes de Australia, Brasil, Canadá, los Estados Unidos, Japón, Nueva Zelanda y Perú. Algunas historias fueron enviadas en múltiples idiomas.

Habíamos pedido a nuestro Comité Editorial que elija a sus favoritas. También nuestra comunidad Nima-kai votó por las historias que disfrutaron. ¡Aquí, presentamos las elecciones favoritas de los Comités Editoriales y la comunidad Nima-kai! (*Las traducciones de las historias elegidas están actualmente en proceso.)

La Favorita del Comité Editorial

 La elegida por Nima-Kai:

Para saber más sobre este proyecto de escritura >>

* Esta serie es presentado en asociación con: 

        ASEBEX

   

 

Mira también estas series de Crónicas Nikkei >>