Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Simposio internacional en Sao Paulo: "Presencia Japonesa en America Latina"

Después de leer las impresiones hechas por la investigadora peruana Amelia Morimoto sobre el simposio Internacional "Presencia Japonesa en América Latina" (con la cual tuve la suerte de compartir durante estas jornadas de los días 19 y 20 de mayo recién pasado), sólo me queda sumarme a sus recuentos y comentarios que sin lugar a dudas, reflejan certeramente los acontecimientos y la atmósfera que se vivió en esos días de trabajo en Sao Paulo.

Tal como lo señala, fue una gran oportunidad para compartir no sólo con los investigadores invitados sino con ese enorme conjunto de investigadores y docentes nikkei de distintas universidades paulistas que para Chile representa una cantidad imposible de cuantificar. En realidad, como se dice en Brasil, aquí ¡todo es grande!, expresión que desde luego, se hace parte de la magnificencia que ofrece el Centro de Convenciones del Memorial de América Latina.

Los logros obtenidos no cabe duda que cubrieron las expectativas de la Comisión organizadora aun cuando, aparentemente, ya pasan a constituirse en el comienzo de nuevas inquietudes que no sería raro, fructifiquen en un futuro cercano. Ahí encajan las preocupaciones del Dr. Koichi Mori (comentadas por Amelia) de desarrollar estudios conjuntos y comparados sobre los nikkei en América Latina como también, los deseos expresados por el Prof. Shozo Motoyama y por el Presidente de la Asociación Panamericana Nikkei de Brasil señor Noritaka Yano de formar una asociación de investigadores nikkei a nivel latinoamericano.

Dentro de las exposiciones presentadas quedó claro una vez más, la magnitud de las odiseas vividas por los inmigrantes japoneses del siglo XX que aquilatan su valía, sus historias de sacrificio y esfuerzos sobrehumanos, su respeto y compromiso ('giri') con la tierra que los había acogido y su producto final siempre positivo. Son comportamientos que se dieron por igual en Brasil como en Perú, en Paraguay como en Argentina o como ocurrió en Chile (como también en los países latinoamericanos no nombrados). Pareciera que siempre hubiera sobre estos inmigrantes (o dentro de ellos) una fuerza rectora que les señala las conductas que deben poner en juego en cada situación y lugar. Su entrega de "sangre, sudor y lágrimas" siempre los encamina al florecimiento de la vida, a la convivencia pacífica y al alejamiento del momento de la muerte (a no ser que ésta sea un acto de redención). De ahí que a la larga, sus muchos afanes terminan echando por tierra cualquier barrera impuesta, ganándose ese reconocimiento y valoración que hoy les brindan todas las comunidades en las que se han integrado. Y cómo lo dice la propia introducción del programa de este Simposio: "Milagre, certamente, näo foi". En algunos de estos países, estos inmigrantes dejaron tributos manifiestos al progreso local y en todos, sin excepción, dejaron una descendencia con una herencia inveterada de trabajo, honradez y compromiso y que hoy forma parte de aquel valioso capital humano que está contribuyendo significativamente al desarrollo de sus respectivos países.

Para fines de este año, los aportes hechos por los investigadores invitados y de los demás expositores, proporcionarán el material necesario para la publicación de un compendio que sin lugar a dudas se constituirá en un importante documento de síntesis que al romper fronteras, permitirá al lector visualizar más allá de comportamientos y posesionamientos locales, ese acercamiento globalizador del ser y hacer japonés acorde a su idiosincrasia milenaria ya se trate de pioneros o descendientes.

En relación a este documento final, hay una anécdota que nos enorgullece porque es la expresión de un significativo reconocimiento a nuestro aparente anónimo esfuerzo. Esta anécdota habría dado fundamento al enorme esfuerzo adicional de la Comisión organizadora para terminar su cometido. Fue contada por el propio Presidente de la Comisión señor Fernando Leça, palabras que aquí nos permitimos recrear en forma más o menos libre: "¿Sabe usted por qué decidimos concluir este Simposio con una publicación?. Cuando estábamos iniciando el proceso de organización recibimos del Consulado chileno un ejemplar de "Japoneses Chilenos" y al revisarlo tuvimos que concluir: ¡si ellos siendo tan pocos fueron capaces de hacer esto, nosotros a lo menos, debemos hacer lo mismo!... Y la idea del libro quedó establecida".

La comisión organizadora de este evento conmemorativo está presidida por el señor Fernando Leça y por los señores Adolpho José Melfi, Kokei Uchara y Yoshiaki Nakano y contando, desde luego, con la colaboración cercana de integrantes de las diferentes organizaciones japonesas-brasileñas que continuarán trabajando hasta darle fin a este macro programa de conmemoraciones para sus cien años de inmigración. De hecho, tuvimos la suerte de visitar la exposición de reliquias japonesas traídas directamente de diferentes museos de Japón y que se hace difícil describir con palabras su belleza, su valor histórico, su cultura objetivada y su inestimable valor monetario. También, asistimos a un concierto de la orquesta sinfónica de la universidad de Sao Paulo (USP) con la presentación parcial de "Madame Butterfly" de Giacomo Puccini. Desde luego que quedó mucho por ver sin contar lo propio del mes de junio. Dentro de ellas está el Simposio Intercambio Brasil-Japón en Economía, Ciencia e Innovación Tecnológica (14-16/06) y el cierre del sábado 21 con un espectáculo multifacético de todo un día de duración. Se realizará en el "sambódromo", repitiéndose al día siguiente porque teniendo una capacidad para 30.000 personas habían 100.000 interesados en asistir que cumplían los requisitos establecidos. El día oficial de cierre contará con la presencia del príncipe heredero y esposa.

(Aquí, uno puede darse cuenta cuán pequeñitos somos en Chile como realidad nikkei y cuánta justificación pueden tener nuestras limitaciones).

© 2008 Ariel Takeda