Escolha o seu idioma de preferência para tirar o máximo proveito das páginas do nosso Jornal:
English 日本語 Español Português

Fizemos muitas melhoras nas seções do nosso Jornal. Por favor, envie-nos a sua opinião ao escrever para editor@DiscoverNikkei.org!

Mangafest en el Centro Okinawense

Es la fórmula perfecta para un evento. La combinación de música, de diversión y de espectáculos que dejan a los fanáticos del Manga y Anime (comúnmente conocidos como otakus) sin voz de tanto gritar.

En el Centro Okinawense fueron recibidos con júbilo a los Otakus. Un amplio salón, bordeados por puestos, junto a un regio escenario que se abrió al público.

Como era de suponerse, se podían ver a algunos que llevaban puesto su cosplay (costume play, persona disfrazada), otros amontonados en los puestos más cotizados, que vendían desde mangas usados, pasando por juegos de playstation, Dvd, remeras, entre otras cosas, pero todas relacionadas con el manga y el anime. Otros sentados en cómodas sillas disfrutando del espectáculo de turno. Pero no era sólo lo que se vendía, era el ambiente tan familiar para nosotros, ese compañerismo, que no te deja sentir solo.

El evento fue organizado por el Centro Cultural de la Embajada del Japón y el Centro Argentino de Ex-Becarios de Japón. Como nos comentó amablemente el Agregado Cultural de la Embajada japonesa Dr. Yuji Takeda, esta es una forma de contacto entre la juventud Argentina y Japón a través del Manga una parte importante de la Cultura Japonesa (en especial en los más jóvenes)

Hablamos también con el Vice-Presidente del Centro Nikkei, Sr. Ricardo Hokama y nos contó como surgió el evento. Partiendo de una iniciativa del Centro Cultural de la Embajada de Japón y el Centro Argentino de Ex- becarios de Japón, pusieron en funcionamiento el primer Manga Fest, con el apoyo de la Embajada y de auspiciantes.

Tiene buenas perspectivas, se pusieron en venta más de 700 entradas, con una total recepción del público, siendo agotadas días antes del evento. La magnitud del suceso, como nos comentó el señor Hokama, chicos que en su mayoría no son ni hijos de japoneses y menos japoneses se reunieron, atraídos por esto que tanto les gusta. Se organizaron proyecciones de anime (¨NITABOH¨ El fundador del Tsugaru Shamisen. Escrita y dirigida por Akio Nishizawa), charlas, espectáculo de j-pop, y los tradicionales tambores japoneses.

Entre los espectáculos más destacados

El grupo Clover, que como siempre con una gran actuación, interpretando endings y openigs de conocidos animes. No bien subieron al escenario el grupo fue arduamente aclamado. Pronto el sonido de la estruendosa música, comenzó a llenar el lugar, coreado por el publico, los clásicos temas de Samurai X, Saint Seiya, Dragon Ball, recuerdos de la infancia, de la mayoría de los presentes y pasiones del momento para los amantes de esta extraña cultura.

Después el cosplay, que es ya un icono de esta clase de evento, haciendo furor entre gritos, aplausos. Como siempre se notó el esfuerzo y el cariño que se pone en la realización de cada traje. Los jurados de “En el nombre de la luna” (quienes fueron los que organizaron el Concurso de cosplay), felices con la organización del evento, y con la buena recepción que suele tener el público. Felicitamos particularmente al team de Castelvania, que fue uno de los destacados.

Pudimos presenciar la entrega de premios a los ganadores del concurso de manga. Y la hermosa coreografía del ¨Cosplarg sailor team¨.

Y para cerrar como broche de oro, el espectacular y fuertemente aclamado cierre con los tambores japoneses ¨Mukaito Taiko¨. Fueron el glorioso final de un inolvidable día. Los melodiosos tambores, el silencio del público para poder disfrutar mejor, y que sólo era cortado por los calurosos aplausos, siempre reclamando más.

El evento fue todo un éxito, los organizadores felices de la repercusión y de los resultados y los fanáticos no menos contentos que ellos. Se espera con ansias que este primer Manga Fest sea primero de varias.

* Este artículo fue publicado originalmente en Urbanikkei.

© 2008 Florencia Aráoz