Discover Nikkei Logo

https://www.discovernikkei.org/es/journal/2018/7/11/separation-anxiety/

Ansiedad por separación: Paralelismo de acontecimientos pasados y actuales

Las lágrimas humedecen mis ojos cuando miro y escucho la cobertura periodística las 24 horas al día y los 7 días de la semana sobre la aplicación de la Tolerancia Cero de la política migratoria del presidente Trump. Conocido con frecuencia como “sin compasión”, la política de Trump, mal planteada para disuadir a los inmigrantes provenientes de América Central que buscan asilo, ¡‘castiga’ a estos inmigrantes separándolos de sus hijos! Darse cuenta de que algunos de estos niños podrían no volver a ver a sus padres otra vez ¡es emocionalmente agotador y mortificante! Incluso, si llegaran a reunirse con el tiempo, el impacto emocional negativo inmediato perjudicaría su confianza y autoestima por el resto de sus vidas.

¡Bienvenidos a los Estados Unidos, un país de inmigrantes! Y, antes de la inmigración, ¡hogar de los nativos americanos!  

Estos acontecimientos actuales desencadenan vagos recuerdos de acontecimientos pasados y sentimientos de mi propia infancia.

Durante los años 1941-1945 de la Segunda Guerra Mundial, los cuatro hermanos de nuestra familia no fuimos arrancados de nuestros padres. Pero, como lo que está haciendo los Estados Unidos con las familias inmigrantes que escapan de sus peligrosos países centroamericanos infestados por el crimen, como Honduras, El Salvador y Guatemala, nosotros, al igual que muchas familias, hemos sido puestos en situaciones de separación igualmente difíciles que no hemos elegido.

Madre, Kimiye Ono

Mi madre contrajo tuberculosis poco después de dar a luz a nuestro hermano Víctor el 27 de mayo de 1944 en Denver, Colorado, donde hemos vivido menos de un año. Mi madre tuvo que ser internada en un sanatorio de tuberculosis en Boulder, Colorado y tuvo que separarse de nosotros, sus cuatro hijos y esposo, quien continuó trabajando para la Misión de Guerra Política Británica junto con la Oficina de Información de Guerra de los Estados Unidos haciendo propaganda radial secreta que se transmitía a Japón.

Nosotros, los cuatro hermanos: Stanley de 5 años, yo de 4, Sandra de 2 y el recién nacido Víctor, tuvimos que regresar a Amache, el campo de reubicación de guerra de Granada, donde el resto de nuestra extensa familia Ono y Okamura aún estaban prisioneros. A 396 kilómetros y a 5 horas de viaje, separados de nuestra madre.

Sin nuestros padres y por más de medio año, nosotros cuatro estuvimos dispersos al cuidado de nuestros abuelos maternos y paternos y una tía en tres diferentes barracas del campo de concentración.

Amache (Foto: Administración Nacional de Archivos y Registros de los Estados Unidos)

Libreta de notas de Gary

Esto era de la vez que recuerdo haber saltado a una acequia para escapar de un perro. Mi profesora de la guardería de Amache, Mae Fujikawa, escribió en la sección de Control Emocional de mi libreta de calificaciones:

“Gary tiene miedo a los perros y se enoja fácilmente”.

Odio admitirlo, pero yo era como un “llorón” a los 4-5 años de edad. ¿Estaba sufriendo de ansiedad por separación?

(Traducción al español) Control Emocional: Gary tiene miedo a los perros y se enoja fácilmente. Llora con facilidad y está apegado a miembros de su familia.

En el 2012, escribí un ensayo de dos partes, “Doggone It (Maldita sea)”, sobre mi incidente con el perro del campo de concentración y el hecho de que muchas personas tuvieron que ser separadas de sus mascotas debido a la evacuación forzada de sus hogares y negocios de 110 000 japoneses provenientes de la Costa Oeste de los Estados Unidos por parte del gobierno estadounidense y su reclusión en diez campos de concentración durante toda la Segunda Guerra Mundial, porque nos parecíamos físicamente al enemigo. Hubo muchos ejemplos de ansiedad por separación entre los propietarios de mascotas.

Me di cuenta de que hay muchas fotografías de nosotros los hermanos en el campo de concentración y me imagino que se compartieron muchas de ellas con nuestra madre que estaba sola en el sanatorio de tuberculosis de Boulder, Colorado, durante más de seis meses. ¿Mis hermanos y yo sabíamos que fuimos separados de nuestra madre?

Niños en Amache, Izq.-der.: Primo Phyllis Okamura, Gary, Sandi, Stanley y vecino no identificado (Víctor no aparece)  

Mi hermana Sandi, que nació el 5 de agosto de 1942 en el Centro de Reunión de Merced, antes de mudarnos a Amache en septiembre de 1942, un mes después, no recuerda haber ‘extrañado’ directamente a mamá en 1944 cuando ella tenía 2 años de edad. Ahora, ¿puedo solo imaginarme la tensión adicional que mi madre llevaba, dando a luz en un rudimentario centro de reunión y mudándose a un campo de concentración “más permanente” poco después? En 1943, ella había perdido a su hermano mayor cercano Hiroshi de 27 años, en un accidente de construcción en Amache. Durante muchísimo tiempo, en los años 80, cuando se comenzó a hablar sobre las reparaciones, ella no quiso hablar sobre los años de guerra. ¿Puedes culparla?

Conversé con Stanley, que es un año mayor que yo, pero tras conversar anteriormente con él, admitió que no pensaba mucho sobre nuestros años en el campo de concentración o de haber extrañado a nuestra madre. Le conté sobre este otro ingreso en la libreta de calificaciones y le dije de esta forma que ¡él debe tenerlo! Que ¡“él lloraba por la presencia de su madre y nos hacía llorar a ambos”! Aceptó esto, pero sigue diciendo que no lo recuerda bien. Yo también no recuerdo específicamente haber estado sin nuestra madre, pero creo que nosotros estábamos exteriorizando nuestras “ansiedades por separación”.

(Traducción al español) Control Emocional: Llora cuando su hermano llora por la presencia de su madre, pero se ha adaptado mejor.

Sospecho que Víctor, que era un bebé para ese entonces, ahora puede bromear diciendo que por no haber sido amamantado ¡esto contribuyó a su excusa para “la manera como es él”! Probablemente, tenga algunos sentimientos latentes que sería bueno que un profesional los escuche. Él dijo, que sabe que tiene un cariño especial a nuestra Baachan Kotora Ono y recuerda sus ojos derramando lágrimas con frecuencia y que por ello necesitaba tocar sus ojos suavemente a cada momento. Eso también lo recuerdo, pero lo recuerdo mucho después de que fuimos liberados del campo.

Espero que nuestro gobierno bajo nuestro Presidente Trump, conocido comúnmente como un “narcisista”, pueda hacer que regresen todos los niños inmigrantes separados y dispersos con sus sufridos padres y pueda parar las ansiedades por separación que deben estar experimentado. Me temo que muchos pasaran inadvertidos por una administración vergonzosamente incompetente y sin compasión. No afirmo que los hermanos Ono hayan sufrido tanto como estos niños inmigrantes de los actuales acontecimientos o el maltrato que pasaron los indios Americanos y esclavos africanos, pero creo que los paralelismos están presentes.

 

© 2018 Gary Ono

campo de concentración de Amache ansiedad niños Colorado campos de concentración Donald J. Trump emociones familias ansiedad por separación Estados Unidos campos de la Segunda Guerra Mundial
Acerca del Autor

Gary T. Ono, es un inmigrante sansei de San Francisco, California que actualmente reside en el área de Little Tokyo de Los Ángeles. Es fotógrafo voluntario para su vecino Museo Nacional Americano Japonés. En el 2001, recibió una subvención del Programa de Educación Pública de Libertades Civiles de California para producir un documental en video, Calling Tokyo: Japanese American Radio Broadcasters of World War II (Llamando a Tokyo: emisoras radiales japoneses-americanas de la Segunda Guerra Mundial). Esta historia cuenta sobre lo que su padre hizo durante la guerra fue lo que despertó su interés en su historia japonés-estadounidense y familiar, que llena copiosamente sus momentos de senectud.

Última actualización en marzo de 2013

¡Explora Más Historias! Conoce más sobre los nikkeis de todo el mundo buscando en nuestro inmenso archivo. Explora la sección Journal
¡Buscamos historias como las tuyas! Envía tu artículo, ensayo, ficción o poesía para incluirla en nuestro archivo de historias nikkeis globales. Conoce más
Discover Nikkei brandmark Nuevo Diseño del Sitio Mira los nuevos y emocionantes cambios de Descubra a los Nikkei. ¡Entérate qué es lo nuevo y qué es lo que se viene pronto! Conoce más

Discover Nikkei Updates

CRÓNICAS NIKKEI #13
Nombres Nikkei 2: ¿Grace, Graça, Graciela, Megumi?
¿Qué hay en un nombre? Comparte la historia de tu nombre con nuestra comunidad. ¡Las presentaciones están abiertas!
ACTUALIZACIONES DEL PROYECTO
NUEVO DISEÑO DEL SITIO
Mira los nuevos y emocionantes cambios de Descubra a los Nikkei. ¡Entérate qué es lo nuevo y qué es lo que se viene pronto!