Discover Nikkei Logo

https://www.discovernikkei.org/es/journal/2013/3/29/legalizing-detention-3/

Legalización de la detención: estadounidenses de origen japonés segregados y el programa de renuncia del Departamento de Justicia - Parte 3 de 9

comentarios

Leer Parte 2 >>

La empalizada: símbolo de la inutilidad de la ciudadanía estadounidense

Con los líderes electos del Centro encarcelados en la empalizada, ésta se convirtió en el recordatorio omnipresente del uso arbitrario del poder por parte de los guardianes en el lago Tule. Fue un recordatorio evocador de las injustas redadas posteriores a Pearl Harbor de líderes comunitarios japoneses-estadounidenses que fueron señalados y encarcelados, castigados por su prominencia y liderazgo.

En una carta de 15 páginas escrita el 19 de septiembre de 1944 al Fiscal General de los Estados Unidos, Francis Biddle, 1 un grupo de 27 reclusos encarcelados en la empalizada, que luego fueron trasladados a la prisión del Departamento de Justicia en Santa Fe, Nuevo México, preguntaron por qué estaban encarcelados. . Ninguno fue acusado de ningún delito, ni sometido a audiencia ni sentenciado.

“¿Bajo qué cargo o por qué motivo, o con qué pruebas, ciento ochenta y seis de nosotros estamos retenidos en la empalizada sin ningún motivo específico o por algún motivo que desconocemos por completo, durante un período de cinco a ocho meses desde noviembre? , 1943?” preguntaron los prisioneros. Luego describieron la respuesta del comandante del ejército Austin: “En lugar de dar una respuesta inmediata, el comandante [Austin] mantuvo sus ojos en el techo durante unos minutos. Luego nos dijo que hasta el momento no había motivos, cargos ni pruebas, pero que en un futuro próximo tendría pruebas contundentes contra nosotros”.

La carta de estos reclusos planteó problemas de atención médica e instalaciones y equipos médicos inadecuados, cantidad y calidad de los suministros de alimentos, deficiencias de vivienda, racismo del personal de la WRA y falta de representación, y describe el resultado decepcionante de sus intentos anteriores de gobernancia democrática:

Había un deseo común de un movimiento en todo el centro para mejorar las condiciones de vida generales en el centro. Con el apoyo de todos los vecinos, los representantes del bloque trabajaron duro día y noche sin ninguna compensación material. Sin embargo, sus sinceros esfuerzos resultaron en vano debido a la fría respuesta por parte de los funcionarios del centro. La administración se mostró realmente indiferente y sorda a los deseos populares. Finalmente, fuimos arrestados, internados y enviados a la Estación de Detención de Santa Fe sobre la base de las pruebas unilaterales de las autoridades de Tule Lake. Ha sido nuestro más sincero y ferviente deseo que nuestra parte sea escuchada tan bien como la otra.

Usted declaró que debíamos ser internados porque podíamos [perturbar] la paz de los Estados Unidos (Tule Lake Center) y que tenía pruebas claras para respaldar su afirmación. Creemos, sin embargo, que sus pruebas consisten únicamente en los informes unilaterales realizados por los funcionarios del Centro de Reubicación de Tule Lake. Y estos informes los consideramos poco fiables porque no hemos tenido ocasión de exponer nuestros puntos de vista.

Para los ciudadanos estadounidenses encarcelados en la empalizada, la inutilidad de su ciudadanía estadounidense fue evidente cuando representantes del Consulado español visitaron el lago Tule, representando los intereses japoneses en Estados Unidos en ausencia de relaciones diplomáticas con Japón. El vicecónsul español, capitán Antonio Martín, visitó el lago Tule los días 28 y 29 de julio de 1944 durante una huelga de hambre en la empalizada. Solicitaron permiso para entrevistar a personas en la empalizada, pero se les negó porque, según les dijeron, las personas eran ciudadanos estadounidenses y, por lo tanto, estaban fuera de la jurisdicción del cónsul español. Al final de su visita, Martin pidió que las personas detenidas en la empalizada fueran liberadas inmediatamente. La solicitud del vicecónsul fue rechazada alegando que los hombres encarcelados en la empalizada eran ciudadanos estadounidenses. 2 Para los estadounidenses encarcelados, el mensaje era claro: a menos que renunciaran a su ciudadanía estadounidense y se convirtieran en "extranjeros enemigos" protegidos por las Convenciones de Ginebra, no tendrían derechos ni protección.


Colaboradores y espías de la WRA

Lago Tule de noche. Robert H. Ross, fotógrafo. Cortesía del Comité del Lago Tule.

Después de que la WRA encarcelara a los líderes electos del Centro en la empalizada, la WRA convocó a nuevas elecciones para establecer un grupo de candidatos para reemplazar a los líderes de Daihyo Sha Kai. El 7 de enero de 1944, el Ejército y la WRA reclutaron a 40 personas denominadas "Hombres Responsables" para que los ayudaran. En una votación secreta controlada por los militares, resultaron elegidos siete. El 15 de enero, el Ejército y la WRA dieron reconocimiento inmediato a este grupo electo, denominado “Comité Coordinador”. Casi simultáneamente, el ejército anunció el levantamiento de la ley marcial y devolvió la gestión del lago Tule, excepto la empalizada, al personal de la WRA. 3

Los siete designados por el Comité Coordinador procedían del grupo “leal” de 6.000 reclusos que permanecieron en Tule Lake después de la segregación, una población que incluía al grupo empresarial de Empresas Cooperativas. Los nuevos traslados que llegaron a Tule Lake desde los otros campamentos de la WRA eran un segmento "desposeído" del Centro. Llegaron al lago Tule con recursos financieros limitados y, al observar que los “viejos tuleanos” tenían la primera opción para elegir empleo y vivienda, en contraste con su propio desempleo y falta de ingresos, sintieron preocupación y resentimiento. 4

Los empobrecidos recién llegados miraban al Comité Coordinador con sospecha, como títeres de la administración y “inu” de las cooperativas. En contraste con el Comité Coordinador, favorable a la administración, los miembros ahora encarcelados de Daihyo Sha Kai habían argumentado que la WRA debería proporcionar gratuitamente muchas cosas, como frutas y verduras frescas, pescado fresco y artículos diversos como jabón, en lugar de venderlos a un precio razonable. ganancias de la cooperativa, que era operada y controlada principalmente por el grupo establecido antes de la Segregación. 5 Para los recién llegados, las Empresas Cooperativas eran vistas como una forma de ganar dinero con los reclusos en lugar de ayudar a mejorar las condiciones.

Ante las crecientes tensiones causadas por el desempleo, así como el surgimiento de un grupo que buscaba la resegregación para permitirles vivir entre otros que también deseaban mudarse a Japón después de la guerra, el Comité Coordinador respondió contratando espías. Con salvaje ironía, Michi Weglyn escribió: “Al darse cuenta de que el hirviente descontento entre los desempleados podría estallar momentáneamente en violencia, el Comité Coordinador tuvo pocas dificultades para persuadir a la WRA de que abriera oportunidades laborales que implicaban el nombramiento de 30 hombres con remuneración de la WRA con el fin de desempeñar trabajo de inteligencia que debe utilizarse únicamente para el beneficio y la ventaja de la colonia'”. 6

La WRA contrató a 30 espías, o informantes confidenciales, eufemísticamente denominados “campeones”, que se infiltraban en reuniones, registraban opiniones incriminatorias en salas de calderas, letrinas, lavanderías, comedores y otros lugares para escuchar a escondidas a los disidentes, escribió Weglyn. "Se mantuvieron expedientes sobre herejes anti-administración, agitadores y aquellos sospechosos de simpatías clandestinas". 7 No pasó mucho tiempo para que el Centro de Segregación se viera impregnado de sospechas corrosivas, desconfianza e intimidación hacia los espías y colaboradores pro-administración, una situación que recordó los arrestos posteriores a Pearl Harbor de cientos de líderes issei inocentes basados ​​en tergiversaciones de “inu” a sueldo del gobierno.

El mandato del Comité Coordinador duró menos de tres meses. Dimitieron el 10 de abril de 1944, creyendo que la WRA socavaba su autoridad cuando, sin consultarlos, un funcionario de la WRA dio permiso al movimiento de resegregación para hacer circular una petición 8 firmada por 6.500 personas solicitando una eventual repatriación o expatriación a Japón y la separación. de los “viejos tuleanos” que querían permanecer en los EE.UU. 9 Después de las renuncias del Comité Coordinador, el Centro no tenía ningún gobierno de reclusos o grupo de enlace que la WRA reconociera. Los únicos representantes eran los directores de bloque, que eran elegidos, nombrados y pagados por la WRA. 10

En mayo, la WRA anunció que se celebrarían elecciones para nuevos representantes. Este anuncio fue recibido con apatía en la comunidad reclusa. El FBI informó: "Ahora parece que los japoneses están contentos con dejar que la situación siga como está sin ningún gobierno propio". Sin embargo, la opinión desde dentro del Centro de Segregación era que los líderes electos de la colonia estaban encarcelados en la empalizada y detenidos sin motivo. “Cabe señalar”, afirmó el FBI, “que muchos de estos hombres detenidos en la empalizada eran miembros del comité de negociación y se han negado a renunciar a ese comité. Todos los intentos de elegir otro comité de negociación [han] fracasado”. 11 El esfuerzo de la WRA por reemplazar a los miembros del Daihyo Sha Kai democráticamente elegidos y aún encarcelados por el Comité Coordinador terminó en un punto muerto.

Parte 4 >>

Notas:

1. Archivos Nacionales I, Washington, DC RG 210, Entrada 480, Caja 274, Archivos de reubicación de Tule Lake 423-425.3 Desclasificación n.° NND802054. Carta escrita el 19 de septiembre de 1944.

2. Informe del FBI, 2 de agosto de 1945, páginas 192-93.

3. Informe complementario, páginas 98-99. Además, Dorothy Swain Thomas y Richard Nishimoto, The Spoilage , página 212.

4. Brian Masaru Hayashi, democratizando al enemigo , páginas 154-56. Muchos de los trasladados al lago Tule fueron descritos como refugiados económicos más que políticos, con poca afinidad cultural o aparente lealtad hacia Japón. Un número significativo de segregados de Topaz, Poston y Manzanar eran familias jóvenes que llegaron a Tule Lake con pocos recursos económicos.

5. Informe complementario, página 97, y Michi Weglyn, Years of Infamy , página 206.

6. Weglyn, página 207, citando a Thomas y Nishimoto, página 205.

7. Weglyn, página 207, citando a Thomas y Nishimoto, página 205. En el informe Spoilage, Thomas y Nishimoto “el 1 de febrero, dos jardineros fueron asignados a trabajar en el Distrito VII ya que se habían reportado problemas en los bloques 66, 69 y 70. Se informó de problemas el 3 de febrero desde el pabellón VI, al que se enviaron tres jardineros al día siguiente. Informaron de "disturbios generales" en los bloques 49 y 52. ​​El 5 de febrero, B-9, un defensor (los defensores eran conocidos por sus números) informó que los alborotadores en los bloques 27, 53, 54 y 67 estaban "ocupados conspirando para derrocar al gobierno". comité.' Al día siguiente, tres jardineros recibieron instrucciones de trabajar en las salas II y VII”.

8. Archivos Nacionales I, Washington, DC RG 210, entrada 48, casilla 274, archivos 23-25.

Carta de Harry L. Black, subdirector del proyecto a Sanae Akashi, 29 de marzo de 1944, da consentimiento a los regregacionistas para realizar una encuesta que condujo a las renuncias del Comité Coordinador. “No hay ninguna objeción por parte de la administración a la propuesta de que usted y su comité realicen una encuesta para determinar los deseos de los residentes con respecto a una mayor segregación dentro del Centro.

La información que se obtendrá de la encuesta sería la siguiente:

  1. Personas y familias que hayan solicitado repatriación o expatriación, que deseen regresar a Japón lo antes posible y que deseen vivir en una sección designada del Centro, entre otras personas con inclinaciones similares.
  2. Personas y familias que no hayan solicitado la repatriación o expatriación, que no hayan llegado a ninguna conclusión con respecto a un regreso anticipado a Japón y que deseen vivir en una sección del Centro no designada específicamente para personas y familias del primer grupo anterior...
  3. La encuesta podrá realizarse sin compromiso por parte de la administración, ya sea declarado o implícito, de que los resultados de la encuesta serán la base de una acción administrativa más allá de la que ya está establecida para ajustes de vivienda a través de la Oficina de Vivienda.”

9. Thomas y Nishimoto, página 216

10. Informe del FBI, 2 de agosto de 1945, página 187. Informe complementario, página 105

11. Informe del FBI, 2 de agosto de 1945, página 187.

* Este artículo fue publicado originalmente en el Journal of the Shaw Historical Library , vol. 19 de septiembre de 2005, Klamath Falls, Oregón.

* * *

* Barbara Takei será presentadora de la sesión “ El Centro de Segregación de Tule Lake: Su historia y significado ” en la Conferencia Nacional de JANM, Speaking Up! Democracia, Justicia, Dignidad del 4 al 7 de julio de 2013 en Seattle, Washington. Para obtener más información sobre la conferencia, incluido cómo registrarse, visite janm.org/conference2013 .

Escuche esta sesión >>

© 2005 Barbara Takei

California campos de concentración Daihyo Sha Kai campos del Departamento de Justicia detención encarcelamiento Nuevo México no-no boys prisiones renuncia campo de internamiento de Santa Fé prisiones militares campo de concentración de Tule Lake Estados Unidos Segunda Guerra Mundial campos de la Segunda Guerra Mundial Years of Infamy (libro)
Sobre esta serie

Para el 25º aniversario de la legislación de reparación japonesa-estadounidense, el Museo Nacional Japonés-Estadounidense presentó su cuarta conferencia nacional “¡Speaking Up! Democracia, Justicia, Dignidad” en Seattle, Washington, del 4 al 7 de julio de 2013. Esta conferencia aportó nuevas ideas, análisis académicos y perspectivas comunitarias que influyen en las cuestiones de la democracia, la justicia y la dignidad.

Estos artículos surgen de la conferencia y detallan las experiencias japonesas estadounidenses desde diferentes perspectivas.

Visite el sitio web de la conferencia para obtener detalles del programa >>

Conoce más
Acerca del Autor

Barbara Takei es una sansei nacida en Detroit cuya introducción al movimiento asiático-estadounidense a finales de los años 60 fue Grace Lee Boggs y la Alianza Política Asiática de Detroit. Durante décadas estuvo intrigada por las historias faltantes de la disidencia japonesa-estadounidense contra el injusto encarcelamiento, pero no fue hasta su primera peregrinación al lago Tule en 2000 que se dio cuenta de que las protestas pacíficas durante la Segunda Guerra Mundial habían sido borradas al demonizarlas como “deslealtad pro-Japón”. Durante las últimas dos décadas, se ha desempeñado como funcionaria del Comité del Lago Tule, una organización sin fines de lucro, y se dedicó a preservar el Lago Tule como el lugar de la resistencia de los estadounidenses de origen japonés por los derechos civiles.

Actualizado en enero de 2023

¡Explora Más Historias! Conoce más sobre los nikkeis de todo el mundo buscando en nuestro inmenso archivo. Explora la sección Journal
¡Buscamos historias como las tuyas! Envía tu artículo, ensayo, ficción o poesía para incluirla en nuestro archivo de historias nikkeis globales. Conoce más
Discover Nikkei brandmark Nuevo Diseño del Sitio Mira los nuevos y emocionantes cambios de Descubra a los Nikkei. ¡Entérate qué es lo nuevo y qué es lo que se viene pronto! Conoce más

Discover Nikkei Updates

CRÓNICAS NIKKEI #13
Nombres Nikkei 2: ¿Grace, Graça, Graciela, Megumi?
¿Qué hay en un nombre? Comparte la historia de tu nombre con nuestra comunidad. ¡Las presentaciones están abiertas!
NUEVA CUENTA DE REDES SOCIALES
¡Estamos en Instagram!
¡Síguenos en @descubranikkei para noticias sobre nuevos artículos, programas, eventos, y más!
ACTUALIZACIONES DEL PROYECTO
NUEVO DISEÑO DEL SITIO
Mira los nuevos y emocionantes cambios de Descubra a los Nikkei. ¡Entérate qué es lo nuevo y qué es lo que se viene pronto!