Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

media

es

Canciones de antaño reviven con Yoshi Hirose

Todo comenzó por azar en 1975. Rodolfo Montagne había compuesto una canción para un concurso a nivel nacional que iba a elegir el tema que representaría al Perú en el Festival de la OTI, y le pidió apoyo a Yoshi Hirose, su amigo de barrio.

Yoshi Hirose, músico del recuerdo

Yoshi nunca había hecho música de manera profesional. Apenas tocaba la guitarra, pero se mandó: introdujo cambios en la letra de la canción y aportó su voz, “de metiche”, en la grabación.

En el concurso Hirose subió al escenario con Montagne para interpretar la canción. No ganó, pero fue finalista y los hizo populares. Yoshi recuerda que la gente los felicitaba y de paso criticaba el fallo del jurado. “El cholito y el chinito han debido ganar”, piteaba la calle. 

A la larga ganaron. Firmaron un contrato con Sono Radio e iniciaron una carrera musical por la que hasta hoy son recordados. Rodolfo se transformó en Luigi (por el jugador italiano Luigi Riva) y así nació Yoshi y Luigi. Grabaron discos, participaron en una veintena de festivales (triunfaron en varios) y se convirtieron en asiduos invitados de los programas de televisión.

En 1979 decidieron separarse. Luigi se hizo solista y Yoshi comenzó a estudiar música. En 1987 debutó como arreglista en un festival. Desde entonces hace música tanto en el escenario como detrás de él. En 2000 se juntó nuevamente con Luigi. Cuatro años más tarde le bajaron el telón a su segunda etapa como dúo.

Yoshi ha participado en todo lo que la colectividad nikkei ha montado en materia musical: Voces Nuevas, Panamericano Nikkei, Interclubes, Noches del Recuerdo, etc. Hurga en sus recuerdos y salen a flote nombres como la orquesta Serenade y el grupo Fresa Nisei, grandes animadores de las fiestas setenteras que reunían a los jóvenes nisei.

LOS MÁGICOS SESENTA

Aunque Yoshi saltó a la escena musical en la década de 1970, sus años favoritos son los sesenta. Podría hablar horas y horas de aquellos tiempos dominados por la beatlemanía”.

Aunque Yoshi saltó a la escena musical en la década de 1970, sus años favoritos son los sesenta. Se siente un privilegiado por haberlos vivido. Podría hablar horas y horas de aquellos tiempos dominados por la beatlemanía. Solo hay que darle cuerda una vez para que su memoria despegue.

La música que más ama se creó en ese entonces. Grupo predilecto: Los Beatles. Canción: “Strawberry Fields Forever”. Álbum: Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

La inmensa mayoría de artistas que hoy vienen al Perú tuvieron su apogeo el siglo pasado. Yoshi dice que en los sesenta el país recibía a estrellas, como Bill Haley y Chubby Checker, en la cúspide de su popularidad. “Vimos a los grandes en su momento”, recuerda.

Cómo olvidar las matinales, a las que iba sin falta. Él seguía a los Doltons, su grupo preferido, de cine en cine. Era hincha de su vocalista, César Ychikawa. Yoshi comparte una anécdota que tuvo como protagonista a su colega: “Un día que pasaba por (el Museo de) la Inquisición había un tumulto en una esquina. Me bajo del ómnibus y era César Ychikawa que estaba siendo ‘asaltado’ por la gente. Yo también me colé, yo también lo ‘asalto’, dije (risas). Era un ídolo increíble, hasta el día de hoy”.

Otra banda capital de la época fue los Shains. Según Yoshi, en el Perú los Doltons eran los Beatles y los Shains eran los Rolling Stones. Menciona también a los Yorks, que destacaban por la originalidad de sus temas; los Belkings, uno de los mejores combos instrumentales del país; y los Saicos, pioneros del punk, a los que –reconoce– no prestaba mucha atención porque su música no sintonizaba con la época.

No solo echa de menos aquella década por la música. “El mundo de los sesenta era tranquilo, qué te iban a asaltar en la calle, caminabas a las cinco de la mañana… El Jirón de la Unión era el mejor sitio para caminar”, evoca.

El hechizo se rompe cuando se disuelve la banda más grande de todos los tiempos. “En 1970 deciden separarse los Beatles como dando a indicar que se terminó la magia”, explica. Más de cuarenta años después, Yoshi intenta revivir la magia cada vez que sube a un escenario.  

YOSHI Y LOS BLUE STARS

Actualmente Hirose forma parte de un trío con un nombre muy sesentero: Yoshi y los Blue Stars, junto con Akira Tokashiki y Tito Silva. Interpretan canciones de antaño como “El último beso”, “Puerto Montt” y “Sukiyaki” (las más pedidas por el público), y de artistas como Raphael, Nino Bravo y Fórmula V.

Akira es arquitecto y formó parte de Arizona Nisei en su juventud. Se apartó de la música por el trabajo y la familia, pero volvió a los escenarios convocado por Yoshi. Tito canta desde chico y aunque interpreta temas de otros artistas, no imita sino que busca imprimirle a cada canción su sello. “Para que se acuerden de nosotros”, DICE.

Yoshi y los Blue Stars


* Este artículo se publica gracias al convenio entre la Asociación Peruano Japonesa (APJ) y el Proyecto Discover Nikkei. Artículo publicado originalmente en la revista Kaikan Nº 67, mayo de 2012 y adaptado para Discover Nikkei.

© 2012 Asociación Peruano Japonesa; © 2012 Fotos: Asociación Peruano Japonesa / Álvaro Uematsu

music peru singer yoshi hirose Yoshi y los Blue Stars