Discover Nikkei Logo

https://www.discovernikkei.org/es/journal/2010/2/2/terminology-incarceration-japanese-americans/

LAS PALABRAS PUEDEN MENTIR O ACLARAR: Terminología del encarcelamiento de estadounidenses de origen japonés* en la Segunda Guerra Mundial - Parte 1

1 comments

El 9 de julio de 1981, presenté un memorando sobre el tema “Uso del término 'campos de concentración'” al director ejecutivo de la Comisión sobre Reubicación e Internamiento de Civiles en Tiempos de Guerra (CWRIC). En ese momento, yo era miembro del personal de investigación del CWRIC. Mi memorando comenzaba con este resumen de mis hallazgos:

Una búsqueda en documentos de archivo revela que la mayoría de las autoridades gubernamentales, los funcionarios del Congreso y el público en general se referían a los “centros de reubicación” de 1942-46 como campos de concentración . Los siguientes son ejemplos que muestran que no había duda de que altos funcionarios del gobierno, e incluso el propio presidente Roosevelt, los consideraban campos de concentración [el énfasis es mío]. 1

A esa declaración le siguieron diecinueve ejemplos concretos. Las limitaciones de espacio impiden hacer una lista completa aquí, pero algunos ejemplos ilustran la especificidad de la evidencia citada en mi memorando: 2

1. Presidente Roosevelt, conferencia presidencial de prensa y radio: “ ...muchos abogados consideran que, según la Constitución, ellos (las personas de ascendencia japonesa) no pueden ser encerrados en campos de concentración [el énfasis es mío] ”. -- Fuente: Biblioteca Franklin D. Roosevelt (FDRL), OF 197. FDR Press Conferences #982. vol. 246-248. 21 de noviembre de 1944. CWRIC #3597. 3

2. Presidente Roosevelt, conferencia de prensa presidencial:

P: “Sr. Presidente, ¿algunos mexicanos reemplazarán a los japoneses en los jardines de camiones en California?
R: “El Presidente: Eso no lo sé”.
P: "¿De dónde vienen los japoneses que están siendo enviados a Montana, señor?"
R: “El Presidente: Campos de concentración ”. [el énfasis es mío]. – Fuente: FDRL, de 197. FDR Press Conferences #863. vol. 20. 20 de octubre de 1942. CWRIC #3595.

3. Francis Biddle, Fiscal General, Departamento de Justicia (DoJ). Carta del 30 de diciembre de 1943 al presidente, Franklin D. Roosevelt: “ La práctica actual de mantener a ciudadanos estadounidenses leales en campos de concentración [el énfasis es mío] por motivos de raza durante más tiempo del absolutamente necesario es peligrosa y repugnante a los principios de nuestro gobierno. ”-- Fuente: FDRL, OF 4849. Carpeta: Autoridad de Reubicación de Guerra (WRA). CWRIC #3722.

4. John J. McCloy, Subsecretario de Guerra, Departamento de Guerra, memorando del 28 de marzo de 1942 a Eisenhower: “ También existen algunas dificultades legales graves para colocar a ciudadanos estadounidenses, incluso de ascendencia japonesa, en campos de concentración . ” [énfasis mío]. -- Fuente: Archivos Nacionales (NA). RG 107-Actas del Secretario de Guerra. Entrada 47, Casilla 8. Carpeta: ASW 014.311. CWRIC #588.

Escribí el memorando porque consideraba que mi responsabilidad como investigador era algo más que un mero compilador de conclusiones y resúmenes de publicaciones existentes. A partir de entonces centré mi atención en las fuentes primarias de los Archivos Nacionales y otros repositorios.

Durante el curso de mi trabajo como investigador del CWRIC aprendí que “centro de reubicación”, “no extranjeros” y “evacuación” eran sólo algunos de los muchos eufemismos que se utilizaron deliberadamente para oscurecer y ocultar lo que se les hizo a los ciudadanos estadounidenses bajo el razonamiento fraudulento de la “necesidad militar”. De hecho, no se me pasó por alto que la palabra extremadamente problemática “internamiento” estaba en el título mismo de la Comisión sobre Reubicación e Internamiento de Civiles en Tiempos de Guerra. Ésa es la razón de una lista de términos que tentativamente había denominado “Trabajo en progreso” y que comencé a compilar después de comenzar mi asociación con el CWRIC. Con el paso de los años, surgió un subtítulo descriptivo más completo: “Terminología: Exclusión/encarcelamiento de estadounidenses de origen japonés de la costa oeste durante la Segunda Guerra Mundial”. Este último se refiere no sólo a los Nisei –literalmente, la segunda generación de japoneses en Estados Unidos, que eran ciudadanos estadounidenses por derecho de nacimiento– sino también a sus padres inmigrantes pioneros Issei (primera generación) a quienes se les prohibió solicitar la ciudadanía naturalizada.

[en línea:8a.jpg]

Lo que sigue es una historia personal de cómo mi conciencia sobre los usos y abusos de la terminología eufemística ha evolucionado a través del arduo trabajo y el coraje de muchas personas de diversos orígenes, tanto fuera como dentro de la comunidad de Nikkei (personas de ascendencia japonesa). Ciertamente no soy el único, ni tampoco uno de los primeros, en preocuparme por el poder de las palabras para mentir o aclarar, y por la necesidad de identificar y reemplazar los eufemismos inexactos y engañosos que fueron utilizados por funcionarios gubernamentales en todos los niveles y perpetuados por muchos nikkei como Bueno.

En 1969 se produjo mucha controversia cuando se publicó el hagiográfico Nisei: The Quiet Americans , escrito por Bill Hosokawa, miembro de la Liga de Ciudadanos Japoneses Americanos (JACL) desde hace mucho tiempo. Muchos sansei (nikkei de tercera generación), así como nisei progresistas, incluido este escritor, se sintieron ofendidos por la perpetuación del título de los estereotipos mansos y supinos de los estadounidenses de origen japonés y, por lo tanto, nos alegró ver la aparición de historias revisionistas sólidamente investigadas con contundentes títulos, como Campos de concentración de Roger Daniels, Estados Unidos: los estadounidenses de origen japonés y la Segunda Guerra Mundial (1971), y Años de infamia: la historia no contada de los campos de concentración de Estados Unidos (1976) de Michi Weglyn. Fue a principios de la década de 1970 cuando lentamente comenzó a fusionarse un movimiento a nivel nacional en favor de una disculpa oficial del gobierno y una compensación monetaria por las pérdidas causadas por la guerra, y finalmente evolucionó hasta convertirse en lo que se conoció como el movimiento de reparación. 4

Ya en 1973, se desató una guerra entre los defensores y los opositores de los eufemismos para describir el encarcelamiento de los nikkei durante la guerra en las normalmente plácidas reuniones de las comisiones estatales de monumentos históricos y las exposiciones de los museos. En 1973, al sitio del antiguo campo de concentración de la Autoridad de Reubicación de Guerra (WRA) en Manzanar, California, se le otorgó el estatus de sitio histórico estatal, pero cuando la redacción de una placa de bronce para conmemorar el sitio llegó ante la Comisión Estatal de Recursos Históricos, la mayoría En ese organismo votaron en contra de llamarlo “campo de concentración”. Nadine Ishitani Hata fue la primera estadounidense de origen japonés designada para la comisión, pero estaba en minoría. La feroz oposición a los “campos de concentración” incluyó una alianza entre Lillian Baker, una viuda cuyo marido murió como prisionero de guerra en las Filipinas ocupadas por los japoneses, y el ex director de la WRA, Dillon Myer. Baker negó que los nikkei hubieran sufrido en los campos del WRA, denunció con vehemencia el movimiento de reparación e incluso describió al senador estadounidense Daniel K. Inouye, de Hawaii, como “ un sinvergüenza que se atreve a blasfemar contra un país que ha jurado defender ”. 5

Después de una prolongada acritud pública, el asunto finalmente se resolvió cuando el Director Estatal de Parques y Recreación anuló la mayoría de la comisión, y las palabras "campos de concentración" aparecen en la placa de bronce en Manzanar y más tarde en el Lago Tule (1975). 6

Parte 2 >>

Notas:

1. Aiko Herzig-Yoshinaga, personal de investigación, CWRIC, al director ejecutivo, CWRIC, 9 de julio de 1981.

2. Ibídem .

3. La Biblioteca Franklin D. Roosevelt está identificada como FDRL. Las cifras que siguen a las iniciales "CWRIC" representan el número de la comisión asignado al documento en su sección de Archivo Numérico entre los extensos registros de la comisión ingresados ​​en los Archivos Nacionales y pueden ubicarse en el Grupo de Registro 220-Registros de Comités, Comisiones y Juntas Temporales, en serie “Comisión sobre reubicación e internamiento de civiles en tiempos de guerra”.

4. Bill Hosokawa. Nisei: The Quiet Americans (Nueva York: Morrow, 1969). Roger Daniels. Campos de concentración, Estados Unidos: los estadounidenses de origen japonés y la Segunda Guerra Mundial (Nueva York: Holt, Rinehart y Winston, 1971); Roger Daniels. Campos de concentración Estados Unidos: América del Norte. Japoneses en Estados Unidos y Canadá durante la Segunda Guerra Mundial (Nueva York: Holt, Rinehart y Winston, 1971); y Michi Weglyn. Años de infamia: la historia no contada de los campos de concentración de Estados Unidos (Nueva York: William Morrow, 1976). Para el movimiento de reparación, ver: Roger Daniels, Sandra Taylor y Harry L. Kitano (eds.). Americanos japoneses: de la reubicación a la reparación, edición revisada (Seattle: University of Washington Press, 1986); Guillermo Hohri. Repairing America: An Account of the Movement for Japanese-American Redress (Pullman, Washington: Washington State University Press, 1988); y Mitchell T. Maki, Harry HL Kitano y S. Megan Berthold. Alcanzar el sueño imposible: cómo los estadounidenses de origen japonés obtuvieron reparación. Adelante del representante Robert T. Matsui y Roger Daniels (Urbana, Illinois: University of Illinois Press, 1999).

5. Richard Drinnon. Guardián de los campos de concentración: Dillon S. Myer y el racismo estadounidense (Berkeley, California: University of California Press, 1987), pág. 253.

6. Hata se refirió a las maniobras políticas que finalmente resolvieron la cuestión en su libro, The Historic Preservation Movement in California, 1940-1976 (Sacramento: Departamento de Parques y Recreación/Oficina de Preservación Histórica, 1992), págs. 168-72. Es coautora de un ensayo interpretativo: Donald Teruo Hata y Nadine Ishitani Hata. Los estadounidenses de origen japonés y la Segunda Guerra Mundial: deportación masiva, encarcelamiento y reparación, tercera edición. (Wheeling, IL: Harlan Davidson, 2006); ver también: http://www.historians.org/perspectives/issues/2005/0505/0505mem1.cfm

 

*Nota: Este ensayo ha circulado durante la última década entre amigos y asociados de investigación con el título provisional “Trabajo en progreso: Terminología – Exclusión/encarcelamiento de los japoneses-estadounidenses de la costa oeste en la Segunda Guerra Mundial”. Copyright © 2009. Rev. 2010.

 

© 2009 Aiko Herzig-Yoshinaga

Aiko Herzig-Yoshinaga campos de concentración eufemismos terminología Segunda Guerra Mundial campos de la Segunda Guerra Mundial
Acerca del Autor

Aiko Herzig-Yoshinaga es una figura icónica entre estudiantes, académicos y activistas nikkei (japoneses americanos). Junto con otros 110.000 nikkei de la costa oeste, Aiko pasó la Segunda Guerra Mundial en tres campos de concentración: Manzanar en California, Jerome y Rohwer en Arkansas. Se reasentó en la ciudad de Nueva York, donde se involucró con Asian Americans for Action. Más tarde, se mudó a Virginia, cerca de los Archivos Nacionales en Washington, DC. En 1981 fue contratada como investigadora principal de la Comisión sobre Reubicación e Internamiento de Civiles en Tiempos de Guerra (CWRIC).

Aiko y su marido, Jack Herzig, desempeñaron un papel fundamental en el movimiento de reparación a través de su investigación en los Archivos Nacionales. Los documentos que encontraron también fueron fundamentales en los casos coram nobis que anularon las condenas de guerra de Fred Korematsu y Gordon Hirabayashi. Llevaron a cabo una investigación primaria de documentos oficiales para el Consejo Nacional de Reparación Japonés-Americana en la demanda colectiva, William Hohri et.al., contra EE.UU. Aiko también trabajó para la Oficina de Administración de Compensaciones del Departamento de Justicia para ayudar a identificar a las personas de la comunidad Nikkei elegibles para la disculpa presidencial y el pago de reparación.

Durante más de una década, Aiko recopiló y compartió una lista cada vez mayor de eufemismos que oscurecen, en lugar de revelar, lo que realmente sucedió durante la diáspora nikkei y la experiencia del gulag durante la Segunda Guerra Mundial. Ese documento se amplió para incluir una breve historia personal que revisa su evolución de ex encarcelada y ama de casa ingenua a ciudadana preocupada e investigadora del CWRIC. Un glosario de términos relacionados con la diáspora-gulag nikkei en tiempos de guerra incluye eufemismos que necesitan ser reemplazados y recomendaciones para una nomenclatura más precisa sobre el tema.

Falleció en julio de 2018 a los 93 años.

Actualizado en julio de 2018

¡Explora Más Historias! Conoce más sobre los nikkeis de todo el mundo buscando en nuestro inmenso archivo. Explora la sección Journal
¡Buscamos historias como las tuyas! Envía tu artículo, ensayo, ficción o poesía para incluirla en nuestro archivo de historias nikkeis globales. Conoce más
Discover Nikkei brandmark Nuevo Diseño del Sitio Mira los nuevos y emocionantes cambios de Descubra a los Nikkei. ¡Entérate qué es lo nuevo y qué es lo que se viene pronto! Conoce más

Discover Nikkei Updates

CRÓNICAS NIKKEI #13
Nombres Nikkei 2: ¿Grace, Graça, Graciela, Megumi?
¿Qué hay en un nombre? Comparte la historia de tu nombre con nuestra comunidad. ¡Las presentaciones están abiertas!
ACTUALIZACIONES DEL PROYECTO
NUEVO DISEÑO DEL SITIO
Mira los nuevos y emocionantes cambios de Descubra a los Nikkei. ¡Entérate qué es lo nuevo y qué es lo que se viene pronto!