Select a primary language to get the most out of our Journal pages:
English 日本語 Español Português

We have made a lot of improvements to our Journal section pages. Please send your feedback to editor@DiscoverNikkei.org!

Las fanáticas peruanas de Arashi: Tormenta de pasiones - Parte 3

Parte 2 >>

“Gracias por darnos felicidad”

A Mirtha su mamá le enrostra que con todo el dinero que se ha gastado en sus doce años de fan de Arashi podría haberse comprado un departamento. “Sí, le digo, pero no hubiera tenido la satisfacción de realizar un sueño. Creo que muy poca gente en esta vida puede decir que ha cumplido uno de sus sueños. Yo ya cumplí con lo que anhelaba con todo mi corazón, eso nadie me lo va a quitar. Y si ellos (Arashi) me recuerdan, sería lo máximo, la loquita peruana, la de la bandera, corriendo como Superman por todos lados”, replica.

Ella solo alberga gratitud para sus ídolos: “Yo les diría gracias, gracias por todo lo que me han dado. Sin ellos no hubiera tenido un motor para lograr las cosas que he hecho en la vida. Gracias por ser como son, gracias por darnos alegría, felicidad, por animarnos. Ya después los apachurro, pero primero gracias”.

Marisol sintoniza en la misma onda: “Yo también les diría gracias y que los amo de todo corazón. Siempre voy a querer a Arashi, si no, no me gastaría tanto. Mi mamá me dice ‘ni siquiera te gastas en ropa o comida’. No me importa, te lo juro, a veces me he ido caminando de Javier Prado a la universidad para ahorrar”.

Andrea valora la amistad: “Para mí lo que más significa Arashi es la amistad, gracias a ellos conocí amigas nuevas, como son ellas (Mirtha y Marisol), que son muy importantes para mí, y pude renovar la amistad con gente como la del colegio. Aparte conocí gente nueva, de otros países. De hecho eso para mí es la parte más importante”.

Gracias a Mirtha, Arashi sabe que tiene fans en el Perú. El sueño de las chicas es, claro, que venga al país, pero son conscientes de que eso es muy difícil.

Sin embargo, nadie mejor que Mirtha –que se fue a trabajar a Estados Unidos solo para viajar a Japón y verlos– sabe que los sueños no te persiguen. Tú tienes que perseguirlos. Y cuando los alcanzas, descubres la felicidad. Pregúntenle a Mirtha.

* * *

Encuentro con Sho en Nueva York

Mirtha en el Nueva York Comic Con. (Fotos: Archivo personal de Mirtha Coral)

Arashi nunca se ha presentado en América, pero sus miembros han visitado Estados Unidos por diversos eventos. En 2009, Sho viajó a ese país para asistir al New York Comic Con, donde presentó la película Yatterman.

Mirtha viajó a la ciudad que nunca duerme solo para conocer a Sho. No tenía pases ni acreditación, pero armó “un plan de ataque” que básicamente consistió en hacerse pata de todo el mundo en la convención.

Extrovertida, tenaz e intrépida, Mirtha logró franquear una a una las barreras que la separaban de Sho. No pudo abrazarlo como hubiera querido, pero consiguió hablar con él y entregarle un regalo. Estaba con dos amigas, ambas latinas.

Así lo recuerda:

Mirtha en TV japonesa: Mirtha fue entrevistada por la televisión japonesa cuando asistió al New York Comic Con para conocer a Sho. (Fotos: Archivo personal de Mirtha Coral)

“Cuando Sho dijo ‘queremos agradecer a las fans americanas’, nosotras tres gritamos ‘¡de Perú y de Colombia!’. Sho volteó, casi nos desmayamos. Sho no dejaba de mirarnos a las tres, éramos bien escandalosas también. Suspirábamos, le gritábamos ‘¡papacito!’, ‘¡estás más bueno!’. Llegó la parte de las preguntas, yo estiré mi brazo y dijeron ‘la peruana’. Entonces Sho volteó, me miró, yo lo miré (Mirtha suspira)… Le dije ‘Sho, vengo de Perú, sé que en una entrevista dijiste que te gustaría conocer Machu Picchu’. Y él ‘ohhh, ¿cómo sabes esas cosas?’. ‘Internet pe’ Sho, en el Perú no solo hay llamas. Te he traído un pequeño regalo’. Le llevé un cuadro de Machu Picchu. Cuando lo vio se quedó todo emocionado. Me dijo ‘gracias’. Yo le dije ‘en el Perú te amamos, espero que algún día vayas’. Me senté y me olvidé de la pregunta. Sho no me dejaba de mirar, eso puedo decirlo, no porque era un cuero, era porque éramos escandalosas y estaba con mi bandera (del Perú)”.

* * *

Enamoradas de Japón

El fanatismo de las chicas por Arashi se ha transformado en interés por aprender japonés. Mirtha domina el nihongo, Andrea lo está aprendiendo por las novelas y canciones, y Marisol puede entender un dorama sin necesidad de subtítulos en español.

No solo eso. Marisol cuenta: “Ya le estoy metiendo a mi familia el bichito de Japón, ya les gusta la comida japonesa”. Además, su mamá acude con ella a eventos que se realizan en el CCPJ como el festival gastronómico, e incluso al Matsuri de AELU.

De más está decir que les gusta la comida japonesa.

Las tres hablan de sitios, restaurantes, discotecas, revistas y artistas de Japón con una familiaridad asombrosa, como si se tratara del Perú y no de un país que está al otro lado del mundo.

Marisol nunca ha estado en Japón, pero lo tiene completito en su cabeza. Si existe la reencarnación, ella debió haber sido japonesa en otra vida. Su mamá le dice: “Tanto me hablas de Japón que contigo ya hice todo un tour a Japón”.

Su sueño es trabajar en la producción de los conciertos, novelas o películas de Arashi, conciliando lo personal (su pasión por el grupo) y lo profesional (su profesión de comunicadora). Lo tiene claro: su futuro está en Japón.

Mirtha en Japón (Foto: Archivo personal de Mirtha Coral)


* Este artículo se publica gracias al convenio entre la Asociación Peruano Japonesa (APJ) y el Proyecto Discover Nikkei. Artículo publicado originalmente en la revista Kaikan Nº 53, enero 2011 y adaptado para Discover Nikkei. 

© 2011 Asociación Peruano Japonesa; Fotos: Asociación Peruano Japonesa / Álvaro Uematsu / Archivo personal de Mirtha coral

j-pop; arashi peru youth