Select a primary language to get the most out of our Journal pages:
English 日本語 Español Português

We have made a lot of improvements to our Journal section pages. Please send your feedback to editor@DiscoverNikkei.org!

Kizuna: Nikkei Stories from the 2011 Japan Earthquake & Tsunami

Puede convertirse en un ejemplo para el mundo - Parte 1

Sobre el terremoto y tsunami ocurridos en Japón, el país de donde vinieron mis abuelos, aparte de ser una situación peligrosa contra la vida, sufriente por la cantidad de fallecidos y por las propiedades públicas y privadas destruidas además de la situación que deberán soportar por años los japoneses afectados, es una gran prueba que insta a Japón y al mundo a tomar una decisión para su propio futuro, entre las más importantes de miles de decisiones que se vienen tomando y que seguirán.

Desde el Perú

Mis condolencias a un pueblo apreciado mundialmente por sus valores y virtudes y, sobretodo, mi admiración por la entereza –emocionante en todo sentido- con que han enfrentado lo ocurrido no sólo como nación sino como instituciones y, más importante, como individuos que pertenecen a una comunidad.

Viendo videos colgados en internet no quisiera pasar por una experiencia semejante pero por otro lado, viendo cómo se va reconstruyendo todo, la esperanza vive plena, se contagia, y las ganas de construir la sociedad en la que vivo, brotan con fuerza.

A pesar de que el desenvolvimiento latinoamericano respecto a la recuperación de estos problemas y, sobretodo, del peruano -viendo el estado de Ica después de años de sucedido el terremoto- dejan qué pensar sobre la “suerte” que correremos cuando suceda un evento de tal magnitud y al que vamos a considerar un desastre nacional irremediable y, para algunos será el fin de nuestra desorganizada sociedad; pero si se mantiene la esperanza cualquier “desdicha” es sobrellevable.

La esperanza es fe en uno mismo ya que la fe es esperanza y al revés también y, además, una no existe sin la otra (y no me refiero a ninguna como característica religiosa sino humana pero no dominada por el ego que crea todos los problemas que sufre la humanidad).

Hoy y como siempre, el Perú tiene sus propios líos (cosa que no debe alejarnos de ayudar y apoyar a otras naciones) y está en medio de un proceso electoral que se presenta como un fenómeno político-social donde lo económico prima.

El crecimiento económico actual es una situación que me parece positiva ya que el Perú crece –y nosotros, Nikkei, dentro de él- aunque con sus deficiencias en franco balance (como el aumento de la delincuencia) pero, después de haber vivido décadas de depresión financiera y social, moral y educativa, este crecimiento económico como experiencia para el grueso de una población que tiene miedo de entrar en supermercados y tiendas por departamentos, es necesaria. Perder el miedo a hacer -acción-, sea cual fuere, es positivo.

Sobre el terremoto y tsunami, la percepción del peruano común es limitada ya que la información digerida no es extensa. Los que tienen acceso a internet y a televisión por cable pueden acceder a más información a través de videos y documentales, noticias en tiempo real y blogs aunque la penetración de estos dos servicios aún es incipiente si los comparamos con el mismo Japón.

Así, el peruano no se ha sentido muy cercano al problema sino en las primeras semanas cuando Fukushima fue noticia y primeras planas para todo el planeta. Pero la colectividad Nikkei, en plena identificación con el país de donde vino nuestra ascendencia, ha hecho un gran trabajo y la ayuda ya fue enviada.

Así, una idea motivó este artículo mientras buscaba información sobre la situación actual del mundo respecto a la energía (y sus crisis sociales, económicas, de suministro, junto con todas sus consecuencias).

Ejemplo

La idea surgió mientras leía un ensayo sobre el estado futuro del país más armado del mundo después de que se le viniera encima la crisis energética producida por el pico de petróleo que él mismo ayudó a concretar (el punto máximo de extracción ya pasó y estamos en la curva decreciente donde se empieza a acabar el recurso finito).

En medio de esa lectura, el concepto principal de este escrito vino a mi mente: ser ejemplo para una transición energética pacífica y comunitaria, por tanto tranquila, hacia una sociedad sin energía nuclear y sin consumo excesivo de otras energías ni de todo lo que se produce con ellas.

Esta es la decisión más importante que debe tomar el pueblo japonés después de lo vivido ya que está demostrado que la naturaleza es más fuerte que cualquier estructura humana y, sobretodo, más fuerte que la soberbia que impulsa al humano a modificar y depredar su entorno y a sí mismo.

Aprender

Japón ha pedido disculpas por soltar agua radiactiva al mar, sabe que le vendrán cosas peores por contaminar las aguas del planeta (el miedo suscita esta idea basada en el rencor de aquellos millones que desean mal a otros) y está haciendo lo posible, según la imagen internacional, para contener los efectos de la radiación en las zonas afectadas pero más importante es que logre un balance positivo en la mente de la humanidad entera, no sólo para sí mismo –sus millones de habitantes- sino para que la humanidad obtenga algo bueno de esta terrible experiencia.

Las lecciones tangibles, de este asunto que parece tener lejano fin para el pueblo japonés, giran en torno al manejo de la energía nuclear en centrales más seguras y otros temas físicamente observables tanto como en el manejo mediático mundial para contener la desaprobación de otros pueblos por ponerlos en riesgo.

Pero la más importante lección aún no llega y es simple de exponer aunque para lograrlo se requiere mucho esfuerzo y, sobretodo, buena voluntad: convivir sin energía nuclear… que sea una lección aprendida antes que una necesidad obligatoria.

La utilización de material radiactivo es una forma finita de generar energía porque no hay material suficiente para seguir sustentando el consumo mundial creciente y es contaminante por miles de años a pesar de disponer de los desechos en sitios seguros.

Tampoco es una solución al crecimiento desmedido del consumismo y confort humanos porque la respuesta se encuentra en consumir menos, no en satisfacer necesidades artificiales creadas por los que quieren vender más y poseer más control a través de los mercados (que controlan la política, leyes y religiones en los países más poderosos del planeta a los que casi todos deciden alinearse y recibir algo de este “avance” materialista pro-confort corporal).

Continuará…>>

© 2011 Victor Nishio Yasuoka

earthquake Japan JPquake2001 peru

About this series

In Japanese, kizuna means strong emotional bonds.

This series shares stories about Nikkei individual and/or community reaction and perspectives on the Great Tohoku Kanto earthquake on March 11, 2011 and the resulting tsunami and other impacts—either about supporting relief efforts or how what has happened has affected them and their feeling of connection to Japan.

If you would like to share your reactions, please see the “Submit an Article” page for general submission guidelines. We welcome submissions in English, Japanese, Spanish, and/or Portuguese, and are seeking diverse stories from around the world.

We hope that these stories bring some comfort to those affected in Japan and around the world, and that this will become like a time capsule of responses and perspectives from our global Nima-kai community for the future.

* * *

There are many organizations and relief funds established around the world providing support for Japan. Follow us on Twitter @discovernikkei for info on Nikkei relief efforts, or check the Events section. If you’re posting a Japan relief fundraising event, please add the tag “JPquake2011” to make it appear on the list of earthquake relief events.